Article Image
read

Pasamos nuestras pre-vacaciones en la capital de Dinamarca, fue una semana de mucha actividad y aún así pasó demasiado rápido.

Una ciudad altamente habitable

Copenhague es una de las mejores ciuades para vivir en el mundo. Está diseñada para sus habitantes, es muy facil moverse en cualquier medio de transporte que se elija, ya sea en autobus, metro, bicicleta o hasta tranvía acuatico.

Autobus 5A al aeropuerto Parada del tranvía acuático La bicicleta es un artículo doméstico más

Rentamos unas bicicletas por toda la semana y practicamente nos movimos a pedaleadas todo el tiempo, sólo usamos el autobus 2 veces, la primera cuando recien llegamos, del aeropuerto a la casa de mi cuñada, y la segunda al final cuando salimos de regreso al aeropuerto. Andar en bicicleta allá es lo mejor que se puede hacer. Tuvimos suerte de que nos tocó muy buen clima, pero las personas que viven allá no les importa, llueva o truene ellos montan la bicicleta y al trabajo o escuela se ha dicho.

En la siguiente foto se puede ver a Martyna felíz en el paraíso de los ciclistas.

Martyna en bicicleta El paraíso de las bicicletas

A pesar de lo pequeña que es, la ciudad alberga gran cantidad de museos, áreas verdes y lugares de convivencia. Nosotros visitamos el museo 'Statens Museum for Kunst' que empezando por el solo edificio es impresionante, también 'Ny Carlsberg Glyptotek' que contiene obras de Monet, Picasso y Van Gogh. Y por el último el museo de la cervecería Carlsberg.

Escultura 'el soldado danés', muy simpática En el museo de Carlsberg, pagas la entrada y te dan 2 chelas

La playa de Amager y los jardines de Tivoli

Tambien pasamos mucho tiempo en la playa de Amager que está muy cerca de la casa de mi cuñada, pero el agua estaba muy fría y no nos bañamos, ni siquiera mi esposa quien es la que acostumbra nadar en el mar en invierno.

Playa de Amager, el Miami de Dinamarca

Visitamos los jardines Tivoli, que es un parque de diversiones el cual se dice que inspiró a Walt Disney para crear Disneylandia. Tivoli es uno de los parques de diversiones más antiguo del mundo y es una de las principales atracciones tanto para turistas como para los locales. Allí jugamos algunos juegos de azar donde gané 20 coronas danesas.

Jardines de Tivoli En Tivoli, de izquierda a derecha: Marcin, Martyna, Dominika y Maciek

Lo impresionante

De las cosas que más me impresionaron de Copenhague (y Dinamarca) es el puente Øresund, el cual se extiende 8 kilómetros sobre el mar para conectarse con Suecia, de hecho lo cruzamos en tren para ir a la ciudad de Malmo. El tren además del automovil es el otro sistema de transporte que transita sobre esta joya de la ingeniería.

Puente Øresund

Otra de las maravillas son los generadores de energía eólicos los cuales los tienen en grandes cantidades en forma de granjas sobre el mar. Éstas turbinas producen el 40% de energía que se consume en Dinamarca y el plan es elevarlo al 50% para el 2020 y un 84% para el 2035.

Energía generada por viento

Esta fue la segunda visita a Copenhague y me ha gustado mucho, espero volver pronto.

Saludos!

Blog Logo

Antonio Valdez Arce


Published

comments powered by Disqus
Image

Od samego rana

by Antonio Valdez Arce

Home